Archivo de la etiqueta: creación

DE TANTO QUERER SE ME HA OLVIDADO EL AMOR

flores bumoon

Hoy se ha ido la luz en mi casa y en medio pueblo. Estaba yo luchando irritada con un Excel y… puff! Negro en la pantalla, silencio en la casa, mi grito de rabia.

He estado sin electricidad durante más de 6 horas, que se dice pronto. Pero no hay mal que por bien no venga. Os cuento qué pasó.

En los últimos meses he estado desbordada de trabajo, corro todo el día para aquí y para allá, aprovechando al máximo las pocas horas sin niños que tengo para hacer crecer Bumoon, viendo impotente como no llego a todo y corriendo aún más para intentar arreglarlo. Porque me gustan las cosas bien hechas, casi perfectas, y ese resultado se consigue con mucho trabajo, no es ningún secreto. Además soy consciente de que un pequeño emprendimiento como el mío puede vivir solo si le echas muchas horas, no sea que te vayas a tomar un helado con siestecilla y cuando te despiertas y vuelves al trabajo tu amada empresa se está desmoronando como un castillo de naipes… y con ella parte de tu vida también.

Así que, como quiero a Bumoon con todo mi alma, nunca paro. Nunca.

Pero hoy, sin electricidad, sin ordenador, ni Excel, ni música, ni cocina (y ni vecinos con los que consolarme), me he sentado en mi jardín salvaje y, mientras los pajaritos piaban de alegría, me he puesto a llorar de rabia. Gordas lagrimas.

Pero que estaba haciendo? Llorando por un apagón? Mujer al borde de una crisis de nervios? Pues…sí. Y en ese absurdo momento, entre desconcertantes sollozos, lo entendí: de tanto querer se me ha olvidado el amor. Eso es lo que me pasa.

De tanto querer a mi trabajo, querer hacerlo bien y querer hacerlo todo, en estos últimos meses he perdido de vista lo más importante: el amor por lo que hago.

Si he elegido este difícil camino es porque, siempre que creo algo, me envuelve una sensación de dulzura atemporal que excita y mima mi corazón. En la búsqueda de formas me reencuentro conmigo misma, en el silencio de la creación descubro nuevos lados de mí. El dibujar me recuerda las caricias de mis niños, el imaginar me lleva a flotar entre nubes, me divierto como una niña en conseguir lo que busco… en fin, crear me hace vivir momentos de amor por la vida bastante intensos. Me hace sentir bien.

Pero estas dulces sensaciones últimamente se han aplastado bajo la fría apisonadora de las prisas y la autoexigencia.

Así que CALMA Giuditta, me he dicho, que sin amor no hay felicidad, no hay Bumoon y ni siquiera electricidad… ya ves! Me he secado las lágrimas, he escuchado un buen rato la alegría de los pajaritos, he sonreído y he salido a comer fuera.

A mi vuelta me he puesto a escribir este post, a mano, lápiz sobre papel.

Y mañana me levantaré y volveré a empezar de forma SLOW, tal y como siempre me ha gustado hacer las cosas, sin prisas pero constante. Y si no llego a todo, ya llegaré.

En fin, nunca hay que olvidar que, para que esta nuestra vida tenga sentido, lo más importante es el amor y el respeto por lo que hacemos y, en consecuencia, por quienes somos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...